11.5.09

RENUNCIACION

Yo no vuelvo jamas a amar y pedir
ni consuelo, ni amor, mientras viva;
porque el amor es un grande sufrir,
que siempre deja el alma dolorida.

Y hay quien sin amor, siente perdida
la posible alegria de vivir,
en cambio yo prefiero al alma herida
aunque sepa que asi he de morir.

Porque el amor es un amargo llanto
que deja siempre el alma convertida
en doloroso y triste desencanto

No! No! vuelvo, no vuelvo nunca a amar!
Pues mi alma volveria a llorar;
porque la herida tendria que sangrar.

David De Sierra

No hay comentarios: