2.6.09

MI MENTE UN REINO ES PARA MI


Mi pensamiento un reino es par mi.
Tales gozos presentes en él encuentro,
que superan a toda otro dicha que
la tierra proporcione o produzca;
aunque mucho deseo de lo que desea el otro,
al ansia se niega a mi pensamiento.
Ni a la pompa principezca, ni a la despensa repleto,
ni a la fuerza con la que conseguir la victoria,
Ni al ingenio artero que cura todo mal,
Ni a la forma que alimenta al ojo amoroso;
a ninguno de ellos rindo pleitesia:
Para qué si mi pensamiento vale por todos?
Veo a menudo a la abundancia artar,
y a los los apresurados escaladores presto a caer;
Veo como áquellos que están en lo alto amenaza
mas que a nadie el infortunio.
Obtienen con esfuerzo, guardan con temor.
Tales cuitas jamas mi pensamiento soportarán.
Contento con mi vivir, con esto me conformo;
No busco mas que lo que pueda bastarme
Ni me placen cargas de alteza;
Ved, mi pensamiento, llega allí donde no llego yo.
Y heos aquí que asi como un rey;
contesto con lo que me depara mi pensamiento.
Los hay que teniendo mucho ansian mas,
yo tengo poco y mas no busco.
Pobres tan solo son, aunque tengan mucho,
yo soy rico con poca hacienda;
Éllos pobres y yo rico;
éllos pidiendo y yo dando.
Éllos faltos y yo sobrado.
Éllos pensando y yo viviendo.

Edward Dyer.

No hay comentarios: